Cronista de Almendralejo

  • Aumentar fuente
  • Fuente predeterminada
  • Disminuir fuente

Últimas Noticias

La Plaza de Toros de Almendralejo, declarada Bien de Interés Cultural

plazadetorosbEl Consejo de Gobierno de la Comunidad Autónoma en su reunión de hoy, 9 de septiembre de 2014, ha aprobado un Decreto por el que se declara Bien de Interés Cultural, con categoría de Monumento la Plaza de Toros de Almendralejo.

El expediente para su declaración databa de 1991 y ahora llega, por fin, el ansiado título cuando la Plaza de Toros se acerca a su 171 aniversario. Permítanme que como homenaje y felicitación a todas las generaciones de aficionados que ven ahora recompensada su alegría por la declaración institucional, recoja algunas frases que ya escribiera en la Revista de la Peña Taurina “Luis Reina”, de 1996, como resumen de la emocionante aventura que supuso para los miembros del Colectivo Ideal la publicación en 1993, de la obra “La Plaza de Toros de Almendralejo. 150 aniversario, 1843-1993”, coordinada por José Ángel Calero Carretero, José Morán Nieto, José Sierra Pérez y quien hace ahora esta crónica.

Almendralejo y su Plaza de Toros han permanecido unidas a lo largo de estos ya cumplidos ciento setenta años, por lo que quisiera preguntarme qué hay de permanente y de mudable en esta relación, qué aporta a la historia de nuestra ciudad el conocimiento de lo que ha sido y significado el Coso de la Piedad para los almendralejenses y si existe algún paralelismo entre la historia de nuestra Plaza y la historia de nuestro pueblo.

Podemos acercarnos a la historia de la Plaza de Toros desde el punto de vista económico, considerándola como una empresa de servicios que a lo largo de ciento setenta años ha producido unos beneficios o ha arrojado unas pérdidas a sus propietarios o arrendatarios. La tendríamos muy cercana si la consideramos como una zona de recreo donde los almendralejenses se han reunido de vez en cuando para disfrutar, o penar, en uno de los espectáculos más representativos de nuestra idiosincrasia. Tal vez fuera posible considerarla como un bien de interés turístico que atraía sobre nuestra ciudad la presencia de forasteros, que originaba economías externas, como las del gremio de la hostelería o las relativas a comunicaciones y transportes, y que daba una imagen de Almendralejo más allá de los límites de la ciudad y de la comarca. No estaría mal el estudiarla como una más de las plazas del escalafón taurino, que tendría en el interés de los diestros y de sus apoderados una determinada importancia cualitativa, de prestigio, y cuantitativa, de remuneración por los servicios prestados. Es presumible que si la consideramos como un edificio enmarcado dentro del entorno urbano de la ciudad, se nos presente en consonancia con el Parque, el Museo Devocional, el Museo de las Ciencias del Vino y la Ermita de la Patrona, que parece cobijar a los arriesgados actuantes del Coso, y el enfoque arquitectónico de su silueta, recortada junto a los jardines, sea el que perdure en nuestra retina.

Leer más...


Rogelio Triviño Forte
rogelio-trivino-monitorwNació en la casa número 15 de la almendralejense calle Harnina el día 4 de febrero de 1871. Tres días después le bautizaron, imponiéndosele los nombres de Rogelio, Juan y Andrés. Sus padres fueron Ricardo Triviño Triana, procurador del Juzgado de Almendralejo, y Rosa Forte Barneto. Por el lado paterno descendía de familias afincadas en Almendralejo desde hacía varias generaciones, mientras que su madre era oriunda de Oliva de Jerez. El matrimonio tuvo varios hijos. Rogelio fue el padrino en el bautizo de su hermano menor, Enrique Triviño Forte, que siguió la carrera eclesiástica, en la que llegó a ser canónigo, alcanzó justa fama como orador sagrado y está enterrado en la Parroquia de la Purificación de Almendralejo.
El padre de Rogelio falleció a los cuarenta y tantos años, quedando a la viuda con cuatro hijos pequeños. La esperanza de vida en aquella época era considerablemente más baja que la actual y el propio Rogelio falleció a los 33 años, el día 6 de agosto de 1904. Corta vida para nuestro poeta que desarrolló su más intensa actividad literaria en el último decenio del siglo, cuando contaba de veinte a treinta años de edad.
Como es imposible conocer a nadie sin que nos hagamos una idea del entorno en que se desenvuelve, tendremos que llegar al personaje a partir de una serie de aproximaciones; en particular, a través de dos periódicos en los que va a colaborar de forma decisiva, pues Rogelio Triviño se nos presenta, también, como un periodista bastante precoz.
Leer más...

 

Presentación

Esta página sale al espacio con la intención de ser un cauce de comunicación entre el pasado y el presente, en aras de mejorar nuestro futuro, bajo la idea de que no se ama lo que no se conoce y sólo se construye sobre aquello que se ama.

Pretende tener una cierta presencialidad, en cuanto a que se irá actualizando y ampliando constantemente con los nuevos datos que aporte la investigación o el discurrir de lo que vaya aconteciendo en nuestro entorno más inmediato, partiendo siempre de Almendralejo, en los sucesivos espacios que la vayan comprendiendo.

Leer más...
 

Almendralejo

Almendralejo es una ciudad de 33.000 habitantes situada en el centro de la comarca de Tierra de Barros, en la provincia de Badajoz, al sur del río Guadiana, "cuyo nombre se da al terreno y pueblos situados entre el Matachel y el Guadajira, que es lo más pingüe de toda la Provincia", en palabras de Matías de la Peña, el primer cronista propiamente dicho de la localidad, allá por el año de 1830.

Primero fueron los barros. Antes de que los grupos humanos poblaran esta comarca, la Naturaleza la había modelado con deleite, pacientemente, amorosamente. A lo largo de millones de años había ido preparando un escenario que sirviera de vergel a sus futuros poseedores. Sobre el zócalo formado por el arrasamiento de las cordilleras hercinianas del Paleozoico se fueron depositando en los Tiempos Terciarios los barros, los caleños, los conglomerados, las rañas...

El clima de la comarca es de los más secos de la región extremeña con precipitaciones anuales que sólo en los márgenes serranos superan ligeramente los 500 mm anuales, pudiendo ser considerado como mediterráneo con un cierto matiz continental que origina las temperaturas medias anuales más altas de la región, 17º. Clima descompensado, que no aprovecha a lo largo del año los momentos óptimos de temperatura y precipitaciones porque se dan en estaciones contrapuestas (inviernos poco extremados, veranos muy secos y de altas temperaturas; las pocas lluvias, en otoño y primavera), pero que es bastante apropiado para la producción de cereales de invierno, de viñedos y de olivares. Cuenta a su favor con la fertilidad de los suelos, constantemente alabados como uno de los más productivos de Extremadura.

Leer más...
 


Página 1 de 40

aha

torrelogo

Todo el contenido de la página se encuentra bajo licencia Creative Commons.

Para su uso debe consultar las condiciones de la licencia.

Creative Commons License