Navidad 2021 w

Hemos ido, mentalmente, componiendo las figuras de este Belén, hecho del barro de la tierra, que lleva ya varias décadas con nosotros.

Lo pintamos de azul y pusimos estrellas para envolver el sencillo pesebre donde un buey y una mula dan calor y compañía a la Virgen y a san José y proporcionan heno para la cuna del Niño; lo hemos pintado de celestiales tonos para que resalten en la oscuridad en que, a veces, nos debatimos, y recordar, así, la fuente de nuestra ESPERANZA.

Hemos colocado dos relojes mudos, intemporales, y una campana vacía, sin badajo, para tener presente que somos nosotros los que debemos poner tiempo y convocatoria a nuestra CARIDAD.

Los ángeles ya habían llegado, raudos con sus alas y sus instrumentos musicales, anunciadores de la noticia, y nosotros hemos salido al balcón de nuestra comodidad y estamos a punto de incorporarnos libremente a la fiesta, cuando la FE nos mueva a descender al portal.

Con estos sentimientos, os deseamos que paséis unas felices Navidades y que el próximo Año 2022 sea, por fin, un año sin pandemia y nos recuperemos de todo. Muchos besos y abrazos quedan guardados para compartirlos.

Un fuerte abrazo, ¡cuidaos mucho!

Medalla Amas de Casa w

Alcalde, Presidenta de la Asociación, Concejala de Igualdad (Fot: Ayuntamiento)

En el acto institucional del Día de la Constitución 2021, en el Teatro Carolina Coronado, se otorgó la Medalla de Almendralejo a la Asociación de Amas de Casa “Nuestra Señora de la Piedad”, de Almendralejo, que había sido aprobada por unanimidad en el Pleno del mes de noviembre. Hizo la entrega el alcalde de la Ciudad, don José María Ramírez Morán, acompañado por la concejala de Igualdad, doña María Macarena Domínguez Carrillo, y la recibió doña Antonia Calvo Morán, presidenta de dicha Asociación. En el expediente que se formó al efecto se encargó al cronista que suscribe la elaboración de un informe sobre los méritos que justificaran la referida concesión, que, con nuestra felicitación, se transcriben seguidamente:

Los orígenes de la Asociación de Amas de Casa “Nuestra Señora de la Piedad”, de Almendralejo se encuentran en las clases impartidas, en el año 1980, por la Agencia de Extensión Agraria a mujeres de la ciudad. Animadas por la agente de la misma, doña Encarna Isidoro Fernández, se decidieron a dar los primeros pasos para constituir una Asociación que reuniera a las amas de casa, para trabajar unidas por los asuntos familiares que les preocupaban, como la educación de los hijos, el consumo, la sanidad, la educación de los hijos, la economía del hogar y su propia formación personal; y vincular estas inquietudes, con un carácter siempre reivindicativo, para lograr mejoras en su entorno más inmediato y en la comunidad ciudadana. Los Estatutos fundacionales llevan la fecha del 12 de noviembre de 1981; desde entonces, se han adaptado en varias ocasiones, pero siempre con el mismo espíritu inicial que ha perdurado, acomodándose al correr de los tiempos, durante 40 años sin interrumpir sus actividades, y cumpliendo siempre satisfactoriamente los objetivos que se propusieron, en apoyo a la mujer, en favor de las amas de casa y en ayuda a Almendralejo.

Estos cuarenta años de existencia la Asociación de Amas de Casa "Nuestra Señora de la Piedad" ha peregrinado por cuatro locales de la ciudad, donde se han gestado las iniciativas y realizaciones que han propiciado en este período, ya largo de cuatro décadas; ya corto si miramos la fugacidad de los tiempos; pero, extenso, por las experiencias recibidas y proyectadas a la sociedad: vividas, en definitiva. Comenzaron a reunirse en el lugar de su fundación, el local de la Agencia de Extensión Agraria de la calle Mártires (1981-1986). Después se marcharon a la carretera de Sevilla, al antiguo Hospital (1986-1989). Cuando se produjo la permuta de este edificio por la Plaza de Toros, la Asociación se instaló en una de sus dependencias (1989), hasta que se efectuó el traslado a la sede al lugar que en otros tiempos fuera también Hospital (1990-actual). Finalmente, desde 2004, se agrandó el local con la vivienda adjunta, que había estado ocupada por la Sociedad de Cazadores y Pescadores “José de Espronceda”.

La Asociación siempre ha tenido como uno de sus principales objetivos el asegurar, desde el punto de vista moral, la defensa de los intereses generales del ama de casa, especialmente los de tipo familiar; procurando, por todos los medios posibles, la formación humana y profesional de la mujer. A tal fin, ha organizado continuamente ciclos de conferencias, cursos de formación, charlas y tertulias sobre temas de actualidad, invitando a multitud de ponentes, buscando siempre personas relevantes en cada uno de los campos que trataran. Si en un principio, una de las necesidades era la alfabetización de muchas amas de casa, pues este era el curso que había que promocionar; en tiempos recientes, la preocupación por conocer algún idioma extranjero, próximo, como el portugués, llevaría a promover un curso sobre este tema. Son ejemplos, extremos, de cómo se han ido adecuando a las necesidades y a la evolución del nivel de vida en estos cuarenta años. La pandemia les obligó a comunicarse por videoconferencia y a aprender nuevas tecnologías, y han celebrado sus cuarenta años con una peregrinación a Santiago de Compostela.

La lista de actividades encaminadas a la formación general, y también específica, del ama de casa sería interminable y de lo más variada. La mejora de los servicios sanitarios en nuestra ciudad fue un objetivo prioritario desde el primer momento, reivindicando, ya desde 1982, consulta de oftalmología, rayos X, análisis…; visitando el Hospital del Pilar y haciendo gestiones con las autoridades sanitarias y otros colectivos para conseguir los mejores y más amplios servicios de sanidad y medicina en nuestra ciudad; ofreciendo a sus asociadas formación sobre medicina preventiva, el peligro de las drogas, la práctica de primeros auxilios, los problemas de la bulimia y la anorexia…

Otro aspecto importante ha sido durante toda esta etapa la preocupación por los temas de consumo y medio ambiente, programando actividades sobre el consumo en el hogar, economía familiar; la nueva moneda del euro y la subida de los precios, publicidad engañosa, nutrición saludable, educación cívica para un Almendralejo limpio; la contaminación, problema sanitario; o urbanismo sostenible con el medio ambiente, entre otros.
La vida y conciliación familiar están, por supuesto, en el ánimo de todos los actos de la Asociación, sea la situación jurídica de la mujer, la planificación familiar, el drama del acoso y el maltrato en el ámbito familiar, las relaciones familiares, el fracaso escolar, la etapa de la adolescencia, la mujer y la política…

Muchas actividades estuvieron encaminadas a ofrecer tareas que pudieran llenar el tiempo libre de las amas de casa de manera agradable, tales como jardinería, decoración, gimnasia, corte y confección, pintura, trabajos manuales, punto de cruz, fomento de la lectura, celebrando periódicamente un taller de lectura y, cada 23 de abril, realizando una lectura ciudadana del Quijote; certámenes literarios, vida saludable, abuelos activos, senderismo o viajes en los que no solo refuerzan la convivencia con actos culturales y de ocio, sino que se visitan algunas instalaciones de industrias alimentarias, entre otras, para mejorar sus conocimientos sobre consumo familiar, o se participa en encuentros con otras asociaciones de mujeres.

Ha sido patente su preocupación por los problemas de la ciudad y de su historia, con su asistencia a plenos de interés; recogiendo firmas para que las Mercedarias continuaran en el Hospital-Asilo Nuestra Señora de la Piedad; promoviendo mejoras en el Consejo de Participación Ciudadana y en el Consejo Local de la Mujer, en la que han ostentado cargos directivos, para potenciar el papel del ama de casa en la sociedad; conferencias sobre biografías de almendralejenses, la problemática de la vivienda social o la defensa del patrimonio. Una gran importancia tuvo la realización del proyecto “Conocer Almendralejo”, que se llevó a cabo durante 32 días entre octubre de 1993 y junio de 1994, recorriendo las nueve barriadas de la Ciudad, para conocerlas y saber de primera mano sus necesidades sociales, culturales…, y exponerlas a la Corporación Municipal para reivindicar las mejoras que les parecieron necesarias. Todo este estudio se encuentra, igualmente, en la Revista que la Asociación publicó para celebrar su decimoquinto aniversario.

También, su cooperación al buen funcionamiento de las instituciones públicas y de las asociaciones privadas de Almendralejo, para el mantenimiento de las tradiciones, la organización de actividades y la defensa del patrimonio cultural. Todas las entidades que han solicitado la colaboración de la Asociación de Amas de Casa la han encontrado desinteresadamente y con gran eficacia. Podríamos citar al “Obrero Extremeño”, en su 90 aniversario; a las Jornadas de Viticultura y Enología, a los Juegos Deportivos Extremeños Judex, al Rastrillo Nuevo Futuro, a la institución Aprosuba / Includes, a las Fiestas de la Virgen de la Piedad, en el Día de la mujer trabajadora y en el Día Internacional de la Mujer, o en los Encuentros y Rutas Literarias del Romanticismo.

Y de la misma manera, su implicación en que se mantengan y potencien las tradiciones locales, como las fiestas de las Candelas, el concurso de Cocina de Cuaresma, donde rescatan los platos tradicionales de esta época del año y poniendo de manifiesto un rico legado gastronómico con una gran imaginación para interpretar los ritos de la Cuaresma en el mundo cristiano; las Cruces de Mayo, con la composición de una de ellas, que despiden a finales de dicho mes con el rezo del Santo rosario y la degustación de unas sabrosas papas de harina, abiertas a toda la ciudadanía, lo mismo que las migas que ofrecen en la Plaza de la Iglesia, la mañana de cada 24 de diciembre; su gran contribución en la construcción de la ermita de san Marcos y en la celebración festiva del día del Santo, para la que bordaron un precioso estandarte. Sus aportaciones a la solemnidad de la Coronación de la Virgen de la Piedad, y la donación a la Imagen de la Patrona de un manto y un traje confeccionado por la Asociación, así como de un Estandarte bordado en seda y oro; en cuanto a la elaboración y regalo de otros objetos a Cofradías almendralejenses, señalamos una saya bordada para la Virgen de la Merced y un estandarte para la Hermandad de los Estudiantes.

Su solidaridad ante graves situaciones, prestando ayuda o material o moral, lo ejemplificamos en las campañas en nuestra localidad, ya citadas, y en otras de ámbito nacional, como la ayuda para los damnificados de Valencia, en 1982; o el Libro de firmas, en solidaridad con las víctimas del atentado en Madrid el 11 de marzo de 2004, entregados al alcalde don Alberto Ruiz Gallardón.

Destacamos, igualmente, la formación del grupo de teatro “Las atrevidas”, que tantas buenas representaciones teatrales nos han proporcionado en el Teatro Carolina Coronado, siempre lleno para verlas actuar; también, la organización del homenaje reciente a doña Carmen Copín Berrocal.
Han sido numerosas las entrevistas en prensa y radio, incluso, la emisión de un programa específico en Radio Comarca de Barros para crear un ambiente general de interés por los problemas del ama de casa, participando también en debates y publicando sendas revistas, en 1991 y 1996, con motivo de los diez y quince años, respectivamente, de actividad de la Asociación; así como un libro, escrito por don Luis Maestre Álvarez, que recoge las 25 primeros años de la misma.

Destacamos, finalmente, la obtención del premio “Ciudad de la Cordialidad” (Memorial Julio Luengo) otorgado por el CIT en 2001, y personificamos la labor de todas las directivas que han llevado a cabo esta excelente labor en las dos presidentas que ha tenido la Asociación desde sus comienzos, doña Dolores Guerrero Corredera (1981-1984) y doña Antonia Calvo Morán (1984-actual).

Una asociación que cumple durante cuarenta años sus benéficos objetivos es una asociación digna de valorar y de contar con el aprecio de todos los almendralejenses.

Medalla Rally w

Alcalde, Presidente del Motor Club, Concejala de Deportes (Fot: Ayuntamiento)

En el acto institucional del Día de la Constitución 2021, en el Teatro Carolina Coronado, se otorgó la Medalla de Almendralejo al Rallye de la Vendimia de Almendralejo, que había sido aprobada por unanimidad en el Pleno del mes de noviembre. Hizo la entrega el alcalde de la Ciudad, don José María Ramírez Morán, acompañado por la concejala de Deportes, doña Raquel del Puerto Carrasco, y la recibió don Juan B. Pardo Mañas, presidente del Motor Club de Almendralejo, asociación organizadora del citado rally. En el expediente que se formó al efecto, se encargó al cronista que suscribe la elaboración de un informe sobre los méritos que justificaran la referida concesión, que, con nuestra felicitación, se transcriben seguidamente:

A mediados de los años cincuenta, un grupo de aficionados, ante el auge que iba tomando el motorismo en la ciudad, se constituyeron oficialmente en la entidad deportiva Moto Club de Almendralejo, cuyos estatutos fueron aprobados oficialmente por la Real Federación Motociclista Española el 29 de julio de 1955. Esta asociación ofrecía a sus socios excursiones en moto, descuentos en garajes y tiendas de accesorios…; y desde aquel mismo año participaron activamente en las Fiestas de Nuestra Señora de la Piedad, en cada agosto; ya en aquel año fundacional, con una pequeña carrera de velomotores entre Torremejía y Almendralejo el día 16, y una yincana, para toda clase de motos, el día 17. En 1965, el año del Tricentenario, además de una prueba motorista de regularidad y una carrera infantil de cintas, realizaron una yincana de coches; que se repitió en los dos años siguientes; y en el trienio 1968-1970 organizaron, siempre en agosto, el rally “Ciudad de Almendralejo”, en tres ediciones. No habían sido sus únicas actividades, sino que también tendríamos que citar, las pruebas de regularidad y las yincanas motoristas, las ediciones del rally de Primavera, o las Subidas a Feria, entre otras; incluso actividades en otros deportes algo alejados de los motores, como el baloncesto o el ajedrez.

Todas estas actuaciones, de las que solo hemos citado algunas, fueron la antesala del rally de la Vendimia. El Ayuntamiento de Almendralejo, recogiendo el sentir de muchos empresarios vitivinícolas, a principios de los setenta, estaba decidido a potenciar estos productos con una fiesta de exaltación que pusiera en el mercado nacional los productos de la Comarca, y a tal fin se programaron las Fiestas de la Vendimia en los septiembres de cada año. El Moto Club quiso asociarse desde el principio a estas fiestas empresariales y, después de conseguir el apoyo del ayuntamiento de Almendralejo y del gobernador civil de Badajoz, se decidieron a acompañar la festividad de la Vendimia, con un rally que por ello recibió el nombre de “Rallye de la Vendimia”, se trasladó a septiembre, y su primera edición se adelantó en un año a la propia fiesta de la Vendimia.

El primer rally, ya organizado por el Motor Club de Almendralejo, se celebró el 12 de septiembre de 1971, patrocinado por el Ayuntamiento de Almendralejo y la empresa CEVISUR-Viña Extremeña; contando con aquellos colaboradores pioneros que, por serlos, citamos: Diputación Provincial, Bodegas Montero, D. Lorenzo Álvarez García, D. Félix Montero Vargas-Zúñiga, Zacarías de la Hera e Hijos, S. A., D. Alfonso Iglesias Infante, Bodegas Barrera, DOSA (Destilerías de Occidente, S. A.), Potens (Joyería París - Almendralejo), NANTA (COEXNA), Ruiz y Cadenas, S. L., J. Navia Rodríguez, S. A. y Chasyr 1879 (Centro Hispano de Aseguradores y Reaseguradores 1879). El presidente del Comité organizador fue don Francisco Porras Álvarez, y el director de la prueba, don Juan B. Pardo Mañas. La Sociedad se había ido vigorizando y habían añadido una “r” a su denominación, porque querían abarcar todo el mundo del motor y querían pasar de la regularidad a la velocidad.

Y tras esta primera salida en 1971 ya se ha completado la edición 50, con la celebración del rally de este año, 2021, habiéndose suspendido solo en una ocasión, la de 2020, por causa de las restricciones sanitarias por la pandemia. En los primeros años, acompañando a la Fiesta de la Vendimia en su septiembre original, incluso cuando la Vendimia se celebró en agosto, año 1975, el rally pasó aquel año a finales de agosto. Cuando las fiestas de la Vendimia se unen en el calendario, a la ferias de la Piedad, desde agosto de 1983, el rally, que ya se había consolidado en el calendario nacional, permaneció en septiembre, salvo en dos ediciones, las de 2000 y 2001, en las que consiguió la calificación nacional necesaria para formar parte del campeonato de España, lo que le obligó a celebrarlo en octubre, y constituyó un éxito sin precedente en el automovilismo extremeño.

Y en los años setenta comienzan a llegar los merecidos reconocimientos al Motor Club y al “Rallye de la Vendimia”: en 1973 recibieron la medalla de plata de la Orden deportiva “Hernando de Soto” dos de sus miembros más representativos, don Manuel Álvarez Ávalos, como practicante, y don Juan B. Pardo Mañas, como promotor; y en 1978 el Centro de Iniciativas Turísticas de Almendralejo otorgó el nombramiento de “Personaje del año” al “Rallye de la Vendimia” “por el extraordinario prestigio que en el orden deportivo y turístico, ha conferido a la capital de Tierra de Barros”. Y solo llevaban ocho ediciones. Después, llegaron otros, del Consejo Provincial de Deportes en 1980, Radio Comarca de Barros, en 1991 (Premio “Ciudadanos”), del Real Automóvil Club de España, en 2005 o en la X Gala del Deporte de Almendralejo, en 2011…

El palmarés deportivo de esta prueba cincuentenaria es de un nivel elevado. El premio al piloto ganador durante los años 1972-2011 fue un famoso botijo de plata. “El Vendimia”, y “el botijo”, eran una referencia entre los aficionados de toda España, que acudían a Almendralejo en busca del preciado trofeo, de los puntos para los campeonatos de los que formaba parte, y de la cordialidad de la Ciudad. En la edición del cincuentenario se ha vuelto a recuperar “el botijo”, gracias al patrocinio del Ayuntamiento de la “Ciudad de la Cordialidad”, y, además, por partida doble, pues los han recibido piloto y copiloto ganadores.

En este palmarés “verdadero orgullo de cualquier organización que se precie”, aparecen figuras de este deporte a nivel mundial, como Carlos Sainz, vencedor en 1983, que sería bicampeón mundial en la siguiente década; o los ganadores de la ediciones XXX (2000) y XXXI (2001), Jesús Puras y Luis Monzón, respectivamente, que se alzaron en aquellos mismos años con el campeonato de España, Miguel Fuster, que obtuvo la victoria en el Vendimia en 1998 (XXVIII) y conseguiría el título nacional en seis ocasiones, entre 2003 y 2018; Jorge de Bragation, príncipe heredero de Georgia, que venció en Almendralejo en 1976 (VI) y 1979 (IX) y sería campeón de España en 1981; o el uruguayo Gustavo Trelles, ganador en 1986 (XVI), destacado competidor de nivel mundial. En reconocimiento a todos los pilotos y copilotos que han participado durante estas cincuenta ediciones, citaremos, además, a aquellos que obtuvieron el preciado galardón en más de una ocasión: en dos ediciones, Luis Rueda (1991, 1992); en tres, Francisco Palomo (1984, 1989, 1990), Pablo Gómez (2002, 2003, 2004) y Antonio Luis Casimiro (2013, 2014, 2015); en cuatro, Rafael Palomares (1993, 1994, 1995, 1996) e Isidoro Jiménez (2005, 2006, 2008, 2009); y en cinco, el último ganador de la prueba, Eduardo Noriego (2016, 2017, 2018, 2019, 2021).

Es evidente que en el tiempo largo de cincuenta años podríamos destacar desde varios ángulos la evolución de esta prueba emblemática de la ciudad de Almendralejo. Algunos aspectos fueron singulares, que pocas pruebas alcanzan en su historia, como conseguir formar parte de las pruebas puntuables para el Campeonato de España en las ediciones XXX y XXXI (2000-2001), después de haberlo intentado en dos convocatorias anteriores: mérito indiscutible que puso el nombre de Almendralejo, y de su vendimia, en el calendario nacional del motor, y trajo a Almendralejo a grandes figuras del automovilismo nacional.

La constancia y perseverancia de sus organizadores es de un mérito extraordinario. Organizar un rally es una labor complejísima; y el equipo humano que lo ha ido realizando merece todos los elogios. En estos cincuenta años han sido actores y protagonistas de unos cambios históricos sin precedentes en nuestro país y han tenido que buscar la colaboración de fuerzas políticas y de instituciones muy diversas, encontrando en todas los apoyos necesarios para la celebración de las pruebas; han tenido que adaptar los reglamentos a la evolución tecnológica de los propios vehículos, han vivido la evolución que han tenido lugar en los medios de comunicación, y han encontrado siempre su apoyo; así como el de las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado, Guardia Civil, Subsector de Tráfico, Policía Nacional, Policías Locales, Protección Civil; los servicios sanitarios, doctores y ATS; cronometradores, personal técnico, empresas de servicios, escuderías de Extremadura, y miles de aficionados que cada septiembre esperan ver a su “Vendimia”. Imposible nombrarlos a todos, pero pueden quedar representados en las personas que, en este medio siglo de presencia ininterrumpida (solo la pandemia dejó el calendario un año sin el rally) llevaron la presidencia del Motor Club con entusiasmo y entrega: don Raúl Sierra Alonso, don Francisco Sabido Merchán, don Francisco Cadaval Franqueza, don Julián Báez Barroso, don Antonio Bogeat Lemus, don Manuel Álvarez Ávalos y, actualmente, don Juan B. Pardo Mañas.

Contar con una prueba deportiva de tanto nivel y relevancia regional y nacional es un honor para la Ciudad: le da categoría a Almendralejo.

Parque Ángel Cascón

Hoy 14 de mayo de 2021, se ha homenajeado a un amigo entrañable, don Ángel Cascón Pérez, rotulando con su nombre un parque de nuestra ciudad, situado en la confluencia de las calles El Salvador y Miguel de Unamuno, con la presencia y participación de autoridades, familiares y amigos. Gracias a la iniciativa de asociaciones y de muchos ciudadanos se hizo llegar en 2016 una petición al Ayuntamiento para que se le honrara con tal nombramiento. Por Decreto de la Alcaldía-Presidencia de 13 de octubre de 2016, se me hizo el honor de que actuara como secretario en la confección del expediente correspondiente que se realizó de acuerdo con el Reglamento de Honores y Distinciones de Almendralejo. En la sesión informativa de Cultura de 14 de diciembre de 2016 se dictaminó la propuesta avalada por la nota biográfica que elaboré para el caso donde “claramente se desprendía la consecución de los méritos necesarios para la distinción de tal honor”. Pasada la propuesta al Pleno de diciembre de aquel mismo año fue aprobada por unanimidad. Ha pasado el tiempo y ahora se ha hecho realidad, y como homenaje a mi amigo, recojo a continuación la nota biográfica que elaboré en aquel momento, en que todavía estaba con nosotros físicamente. Desgraciadamente, falleció al poco tiempo, pero su memoria perdurará siempre en su Ciudad y en sus ciudadanos.

Don Ángel Cascón Pérez nació en Almendralejo en 1931. Estudió Veterinaria en las facultades de Madrid, León y Córdoba donde se licenció en 1953, especializándose en inseminación Artificial. En 1958 casó con doña María García Merchán, y han sido padres de seis hijos.
Desempeñó su carrera, primero como actividad liberal e interino en la Administración, antes de aprobar las oposiciones nacionales en 1976, obteniendo en propiedad la plaza de Palencia. Tras una breve estancia en esta ciudad, trabajaría en la Inspección Regional de Sanidad Pecuaria en Badajoz, entre 1977 y 1984.
En sus últimos años profesionales desempeñó la titularidad en las localidades vecinas de Villalba de los Barros, Aceuchal y Solana de los Barros, jubilándose en 1996, después de haber ejercido la profesión durante 42 años, con gran dedicación y ejemplaridad, siempre disponible para atender a las ovejas, caballos, cerdos o vacas que necesitaran de sus servicios. No obstante, continuó practicando su actividad hasta los 70 años, con lo que fueron casi cincuenta años actuando como veterinario. Siempre colaboró con el Ayuntamiento desinteresadamente cuando fueron requeridos sus servicios como veterinario, en el sacrificio de animales, pruebas deportivas hípicas...
Comprometido con la comunidad educativa fue presidente de la Asociación de Padres de Alumnos del Colegio Santa Ana de Almendralejo, donde estudiaban sus hijos, a finales de los años setenta y principios de los ochenta. Además, ejerció como profesor del Área de Ciencias en el Instituto Laboral "Santiago Apóstol", de 1958 a 1966.
En su momento, fue también una persona comprometida con la política local, ya que ostentó el cargo de concejal, en representación del tercio familiar, en dos ayuntamientos, desde el 5 de febrero de 1967 al 7 de febrero de 1971; y desde esta fecha hasta el 3 de febrero de 1974; en total, durante siete años en los que tuvo la Delegación de Mercado y Matadero.
Por sus cualidades personales y profesionales ha recibido varios homenajes: en 2003, por parte de la Asociación Ecuestre "Amigos del Caballo"; en 2008, por la Congregación de Luises, que le nombró "Buena persona de Almendralejo"; y en 2011 por el Excelentísimo Ayuntamiento de Almendralejo en el acto central de las Ferias y Fiestas de Nuestra Señora la Virgen de la Piedad.
Tanto en 2008 como en 2009, diversas asociaciones, la Asociación de Vecinos de la Barriada de La Farola y la Congregación de Luises, respectivamente, solicitaron que la Corporación Municipal le honrara, dedicándole una calle; petición que ahora reiteran, junto con otros colectivos y 576 firmas de ciudadanos.
Desde hace más de ocho años don Ángel Cascón Pérez soporta una grave enfermedad, el buen veterinario que siempre destacó por su profesionalidad, desprendimiento, generosidad, cercanía y compromiso con sus conciudadanos.

Navidad 2020

Este sencillo Nacimiento, cobijado en una ollita de barro, ha estado presente en nuestra casa durante los últimos cincuenta años. De su interior parte una Luz reparadora, Esperanza y Amor. Con esta imagen tan actual del “confinamiento” y de la Luz; con esta visión tan clara que se nos queda en lo hondo, que dijera Dámaso Alonso, os queremos felicitar las fiestas navideñas y desearos que el próximo año 2021 venga con Salud, Paz y Felicidad, y podamos muy pronto darnos todos esos abrazos que, como nos escribe nuestra nieta Marta, “no se han perdido, sino que están todos, toditos, guardados”.
Un fuerte abrazo, ¡cuidaos mucho!

Felicitación 2019wRodrigo González Álvarez, un jovencito de 13 años, es el autor del Belén que, en colaboración con el Ayuntamiento de Almendralejo, expone a la contemplación de todos en la portería del antiguo Convento de San Antonio, actualmente sede del Centro Cultural. Rodrigo lleva tres años preparándolo en su casa, con mucha dedicación y devoción, dejando entrever también un precoz sentimiento por la obra bien hecha de un Belén, tradicional en su concepción, al que se incorporan algunos avances tecnológicos, propios de nuestro tiempo. Ha tenido el acierto de colocarlo en lo que fuera residencia, durante ciento ochenta años, de los Hijos de San Francisco de Asís, inspirado iniciador de esta tradición de los nacimientos.
Sobre el cielo infantil del Belén, se conserva el nicho, con resto de sus adornos, donde se daba culto a Nuestra Señora de la Portería, una imagen tallada y estofada, desaparecida con la guerra de la independencia y la desamortización, que daba entrada al Convento. Tenía, según la “Disposición” de 1795 (AHN, Clero, 668), corona imperial de plata, con dos serafines sobredorados, de lo mismo, y gargantilla de perlas. Cuatro cuadros “viejos” decoraban este vestíbulo protegido del exterior por una reja de hierro, que ocupaba todo el arco y remataba en lo alto con una cruz, tallada. Un farol de hoja de lata con sus vidrios daba luz, a expensas de los devotos, para el culto de la Imagen.
Con estos entrañables recuerdos os felicito las fiestas navideñas y os deseo que el próximo año 2020 vea cumplidas vuestras mejores metas y que la Paz inunde todos los hogares del mundo.